PERIÓDICO Y PROGRAMA RADIAL LA VOZ DEL PUEBLO RADIO GIGANTE 800 AM  / GRUPO ACTUAL

Tapan hueco de ¢42 mil mills. con presupuesto extraordinario

Gerente de Finanzas del Conavi, según orden de allanamiento

Carlos Solís, gerente de Finanzas del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), habría tapado una parte del déficit de ¢42 mil millones que arrastraba la institución con un presupuesto extraordinario que se le otorgó a la institución, según la orden de allanamiento del caso Cochinilla.

El dinero lo habría obtenido mediante la aparente intermediación del exasesor presidencial Juan Camilo Saldarriaga, quien habría intercedido ante el Ministerio de Hacienda.

“En el mes de julio del 2020, Carlos Solís Murillo, al intervenir en razón de su cargo como gerente de Adquisiciones y Finanzas del Conavi, dirigió la moción presupuestaria ante la Comisión de Hacendarios, para producir un resultado lesivo a los intereses de la Hacienda Pública”, cita el documento.

Agrega: “Ya que planteó la aprobación de ¢22.500 millones, de los cuales Carlos Solís utilizaría una parte para encubrir el déficit de ¢42 mil millones por dineros malversados en el Conavi y continuar destinando los fondos a conveniencia de los intereses de las empresas contratistas”.

CONTRALORÍA

Otra de las figuras que se encuentran bajo la lupa es Allan Ugalde Rojas, gerente de Contratación Administrativa de la Contraloría General de la República.

Uno de los casos que menciona el acta es que se le terminó adjudicando una obra a la empresa constructora MECO S.A., a pesar de que no cumplía con los requerimientos, e inclusive habría mentido.

“Siendo Allan Ugalde Rojas uno de los participantes y firmantes de las resoluciones R-DCA-0403-2017, R-DCA-0789-17, R-DCA-1041-2017, R-DCA-0357-2018 y R-DCA-096-2018, las cuales rechazaron varias peticiones de la empresa recurrente y culminaron con la adjudicación en favor de MECO, pese a que esta empresa había incurrido en falsedad respecto a la experiencia en el extranjero del ingeniero residente ofrecido en la oferta”, se lee en el acta del expediente 19-000025-1218-PE.

Agrega que “extralimitaron sus facultades y alcances como División para sugerir sutilmente cómo subsanar o reemplazar esta experiencia en el extranjero por experiencia en obras de infraestructura a nivel nacional”.

Una vez aprobado el presupuesto extraordinario, páginas más adelante, se describe que Solís y un hombre llamado Abel González Carballo, de MECO, conversaron sobre la importancia de estos dineros.

Abel González: Hay un carajo, hay un man ahí que yo, que José yo no sé si eso sirve, hay un mae ahí que José le manda litrillos de whisky y yo se los compro.

Carlos Solís: Sí.

Abel González: De Contraloría, no sé quién es ese mae. ¿Quién es?

Carlos Solís: ¿De Contraloría o de Hacienda? Yo creo que es de Tesorería Nacional.

Abel González: De Tesorería, es de Tesorería. Sí, sí, no es de Contraloría. Yo creí que era alguien que nos podía ayudar ahí adentro.

Carlos Solís: No, no, diay yo, ya el ministro, el ministro sabe que tiene que ir. Por medio de él vamos a hacer lo siguiente, vamos a hablar en Contraloría para que nos ayuden con eso porque especialmente porque ayer estuvimos reunidos con la gente del Banco de Costa Rica, porque ahí van diez mil seiscientos millones para el Fideicomiso y ellos también van a mover ahí en Contraloría el Fideicomiso, porque de eso dependen diay las obras que se están sacando, muchas.

Abel González: Hay demasiado peso por todo lado para que esto no se caiga, me parece excelente, verdad.

Carlos Solís: Sí, sí.