PERIÓDICO Y PROGRAMA RADIAL LA VOZ DEL PUEBLO RADIO GIGANTE 800 AM  / GRUPO ACTUAL

Peor…sí es posible! Dr. Óscar Aguilar Bulgarelli

¡Circula por las redes sociales un “ranking” de mandatarios de América y el mundo, hecho en este mes de octubre del 2021, por la empresa mexicana MITOFSKY, de aparente experiencia en este campo. La metodología es sencilla, recopilan las encuestas hechas en todos los países del orbe que sean confiables tanto por sus métodos, investigación, etc., y las comparan para formar ese famoso ranking, que producen desde hace algunos años. Pues bien, en el que hoy hemos leído y escuchado la explicación a su director, el presidente de Costa Rica Carlos Alvarado, ocupa la honrosa posición de ser el PEOR evaluado en el MUNDO y por supuesto en América, donde hasta Maduro y Ortega le toman amplio margen, pues mientras Carlos Alvarado tiene 17 puntos en la categoría MUY BAJA, ambos dictadores poseen 25 y 29 respectivamente en la categoría baja. A nivel mundial, mejor ni hablar, pues el de Corea del Norte Kim Jong-un y Pedro Sánchez de España, el gran amigo de Alvarado compañero de ideas “progres” y enlace con Soros, son los peor evaluados y aún así, le doblan el puntaje! No cabe duda que estamos pagando uno los peores errores político electorales cometidos hace cuatro años; pero qué a su vez, fueron producto de la suma de desaciertos, engaños, falacias, mentiras y ocultamiento de la verdad por la clase política nacional durante muchas décadas, esa de la que la diputada Yorleni León dijo la aberrante frase: ya no le tenemos miedo al pueblo. Como miembros de esa clase, entiéndase no solo los dirigentes de los partidos, o quienes llegaron al poder por su intermediación con los ciudadanos, o en representación de intereses creados, sino también los medios de comunicación, los sectores empresariales y sindicatos organizados para defender sus prerrogativas y beneficios, las iglesias que se olvidaron del pueblo y se encerraron en sus templos, los creadores de centros educativos mediocres y universidades convertidas en fábricas de títulos y no de líderes nacionales, en fin, todos somos culpables en menor o mayor grado. Hace cuatro años nos pusieron a elegir, sin salida, entre dos candidatos evidentemente mediocres que aparentaron, como ya sabemos, una confrontación religiosa en la que hasta La Negrita resultó salpicada de su inmundicia. Recuerdo cuando Carlos Alvarado hoy Presidente, le dijo en un debate a Fabricio Alvarado que aspirar a un cargo para el cual no se estaba preparado, era corrupción; no fue consiente que esa frase también le encajaba como anillo al dedo y hoy lo califica de cuerpo entero. Pero eso es llorar sobre la leche derramada, ya para que, el daño está hecho. Esta gestión del peor presidente del mundo terminará en seis meses, pero en tres elegiremos uno nuevo. Me pregunto: el costarricense, habrá aprendido la lección o volverá a reiterar sus errores? Cuando veo la lista de veintitantos candidatos presidenciales y más de treinta partidos con aspirantes a diputados, me siento abrumado por la incompetencia ciudadana. Escuchar o leer las escuálidas propuestas hasta hoy conocidas, dan ganas de llorar, son una simple suma de ignorancia, demagogia, falacias, mentiras y hasta mala fe o más de lo mismo y peor. Como el caso específico de un candidato recién aterrizado, extraño y toquetón que junto con su vocera, se esmeran en decir y afirmar mentiras, a pesar de las aclaraciones y documentación aportada para aclararles sus errores, pero eso no les vale.

Vamos a otro punto: la campaña de odio, si, de odio. Desde que el expresidente Luis Guillermo Solís elevó la bandera del movimiento LGTB en la Presidencia de la República junto a la nacional tricolor, desató una batalla de grupos minoritarios de diversa índole por el poder, que se coló en forma muy evidente, en la campaña electoral del 2018. Aquella acción de don Luis Guillermo y su Vicepresidente Ana Helena Chacón, hoy casualmente embajadora en España. no fue una humorada y un acto irreflexivo, nada de eso. Conscientemente se estaba incorporando al gobierno y al PAC como partido, como la cabeza visible en Costa Rica de lo que internacionalmente podríamos llamar el “ Consenso Progre” en donde en agenda dominante se distinguen los derechos del movimiento LGTB, feminismo, abortistas, animalismo, cristofobia y ateísmo, ideología de género, inclusión, sostenibilidad y hasta el rescribir la Historia, para citar unos pocos de sus elementos; pero que todos están incluidos en el famoso Foro de Sao Pablo y en las agendas progres de la ONU Ahí empezó una hábil gestión de todos estos grupos y sectores para introducirse en las esferas de poder a través de partidos ya establecidos, pero especialmente el PAC y el Frente Amplio, pues la llamada “izquierda progresista” se mezcló con movimientos de comunistas fracasados y sin banderas de lucha; siendo parte de ellos partidos supuestamente social demócratas como el PSOE español y otros en Italia, Francia, Alemania y sectores del Partido Demócrata de Estados Unidos que están en el poder gracias a las estupideces de D. Trump, por ejemplo. Ya a finales del 2012 y 2013, estas orientaciones estaban presentes en la organización que pretendía formar una coalición política; algunos que actuaron de buena fe no se dieron cuenta y, en definitiva, la mayoría de los organizadores provenientes del PAC y el Frente Amplio terminaron apoyando la precandidatura y candidatura de Solís; ahora a la distancia del tiempo, resulta evidente. Quienes con ojo de lince vieron venir su oportunidad, fueron los sectores económicamente poderosos que de inmediato se aliaron con el PAC para sacar del ring a Johnny Araya y obtener sendos beneficios del gobierno de Luis Guillermo Solís, cerrando los ojos o mirando para otro lado, a la forma de actuar sus “nuevos aliados” de la mal llamada izquierda progre. En mi libro CON LA PATRIA EN EL BOLSILLO, describo ampliamente los enormes beneficios que obtuvier4on de esa alianza. El fracaso del PLN y del PUSC en las elecciones del 2018 les puso todo en bandeja a ambos sectores; a través de Rodolfo Piza, la flotilla neoliberal completa con los medios de comunicación incluidos, recaló en el candidato Carlos Alvarado que, sin preparación y equipo, aceptó convertirse en el más conservador y neoliberal presidente que ha tenido el país, con dóciles cervicales para ejecutar sus gestos de aprobación a todos los negociados que le han propuesto, aun contra los intereses democráticos y populares básicos. Esos sectores empresariales y plutocráticos han demostrado a través de estos ocho años, el enorme poder que lograron, al extremo no solo de tener su propio Ministro en la persona del señor André Garnier, sino de crear tres organizaciones como Horizontes Positivos, la Alianza Empresaria para el Desarrollo (AED) y DEMO LAB, para los que se han dado leyes. Decretos y acuerdos que solo han beneficiado a ese sector, como lo demostré en mi libro CON LA PATRIA EN EL BOLSILLO (2020).

Para esto, después de la elección de Alvarado, montaron con la ayuda de Rodolfo Piza la estrategia de un Gobierno Nacional, que no fue más que un truco para ocultar las verdaderas intenciones de la derecha y la izquierda de este país para gobernarlo ampliamente, de acuerdo a los intereses de la clase política de ambos, no del pueblo. Por eso al costarricense se le hizo imposible comprender esa alianza y cómo a veces al Presidente se le calificaba de neoliberal o comunista; hay que tener claro esos bajos mundos de la política actual para entenderlo y saber que, sobre lo que se dice ante cámaras, micrófonos, editoriales y columnistas bien pagados, hay que preguntarse…ah carachos, comoesques? Por su parte la izquierda del PAC y Frente Amplio, que bastante se achicó después de los resultados electorales, aceptaban aquella alianza en tanto sus amigos y seguidores pudieran hacer diablos de zacate en las instituciones negociadas para ellos: Ministerio de Educación en primer término, Ministerio de la Mujer con la señora Mora hasta que regresó a su regazo partidario para seguir de diputada, pero bien sustituida dentro de esta línea; Ministerio de Cultura y otros cargos de Vice Ministros y Presidencias Ejecutivas; pero sobre todo, la pléyade de asesores principales del Presidente Alvarado encabezados por su Jefe de Despacho Camilo Soldarriaga, que fueron capaces de intentar crear el engendro de la UPAD o manejar los hilos financieros del gobierno hasta llegar a ser parte del acto corrupto del caso Cochinilla, y como botón de rosa en aquel ramillete, se entregó en las dos administraciones el SINART como tierra solo para ellos. En otro artículo voy a analizar las propuestas de aquellos que, aparentemente, pueden tener mayores probabilidades de pasar a segunda ronda en las próximas elecciones, pues no cabe duda que la habrá. Pues el peligro para nuestra democracia, no es solo lo que proponen, sino un respaldo extranjero o nacional privado, canalizado por no muy claros senderos, que nos puede acabar como país y de la que, algunos de sus cómplices en esas papeletas no dicen nada. Solo sugiero, dentro de este orden de ideas y relaciones que someramente he expuesto, usted amigo lector, empiece a analizar las papeletas, encontrarán que ambas corrientes están presentes en varias de ellas porque, como decían los viejos de otros tiempos, andan…mátalas callando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *