PERIÓDICO Y PROGRAMA RADIAL LA VOZ DEL PUEBLO RADIO GIGANTE 800 AM  / GRUPO ACTUAL

La variante Delta del coronavirus altamente contagiosa, se propaga rápidamente en California y el mundo.

La variante Delta del coronavirus es ahora la tercera más común en California, según nuevos datos, lo que subraya el peligro de la cepa altamente contagiosa para las personas que no se han vacunado contra el COVID-19.

La variante constituye el 14.5% de los casos de coronavirus de California analizados en lo que va de junio, frente al 4.7% de mayo, cuando era la cuarta variante más identificada en California, según los datos publicados por el Departamento de Salud Pública de California.

Los expertos afirman que la variante Delta supone una mayor posibilidad de infección para las personas no vacunadas si se exponen a ella. La variante, identificada por primera vez en la India, puede ser dos veces más transmisible que las cepas convencionales de coronavirus. Ha sido la responsable del aumento de casos registrado recientemente en la India, Reino Unido y otros países.

Pero las personas vacunadas están bien protegidas contra la variante Delta. Un estudio reciente descubrió que el ciclo completo de dos dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech era un 88% eficaz contra la enfermedad sintomática causada por la variante Delta y un 96% de protección contra la hospitalización.

No existe un consenso científico generalizado sobre si la variante Delta tiene más probabilidades de causar una enfermedad más grave que otras cepas.

El aumento de Delta se produce cuando la cepa dominante en California, Alpha, identificada por primera vez en Reino Unido, podría haber alcanzado su punto máximo.

En mayo, la variante Alfa representó el 58.4% de los casos de coronavirus analizados en California. La proporción de Alpha descendió en junio, y ahora representa el 37.7% de los casos analizados, que sigue siendo la variante principal, pero con una proporción mucho menor.

La variante Gamma, identificada por primera vez en Brasil, también se está viendo con más frecuencia en California. En mayo, la variante representaba el 10.1% de los casos analizados. Ahora representa el 21.6% de los casos, pero Delta sigue creciendo a un ritmo más rápido.

El condado de Los Ángeles, el más poblado del país, ha confirmado 123 casos de la variante Delta, 49 de ellos entre residentes de Palmdale y Lancaster. Catorce casos de la variante Delta se dieron en personas de un mismo hogar.

Los datos del condado de Los Ángeles sugieren que las vacunas siguen siendo abrumadoramente eficaces para proteger a las personas contra la variante Delta, así como contra otras variantes conocidas.

De los 123 casos confirmados de la variante Delta en el condado, el 89% de ellos se produjeron entre personas que no estaban vacunadas contra el COVID-19, y el 2% entre las que estaban parcialmente vacunadas.

Nadie ha muerto por la variante Delta en el condado de Los Ángeles.

Las pocas personas totalmente vacunadas que se han infectado con la variante Delta “experimentaron una enfermedad relativamente leve”, dijo la Directora de Salud Pública del Condado de Los Ángeles, Bárbara Ferrer.

Casi todas las personas que han muerto en el condado de L.A. de COVID-19 no estaban vacunadas.

Los datos publicados por el condado muestran que el 99.8% de las muertes por COVID-19 entre el 7 de diciembre y el 7 de junio se produjeron entre personas no vacunadas.