Defensoría de los Habitantes llama a abrir espacios de diálogo al Presidente Carlos Alvarado Quesada y a su Gobierno

En medio de protestas

[apvc_embed type=»customized» border_size=»2″ border_radius=»5″ background_color=»» font_size=»14″ font_style=»» font_color=»» counter_label=»Visits:» today_cnt_label=»Today:» global_cnt_label=»Total:» border_color=»» border_style=»solid» padding=»5″ width=»200″ global=»false» today=»false» current=»true» icon_position=»» widget_template=»Ninguno» ]

La Defensoría de los Habitantes, en su rol de garante de los derechos y libertades de las y los habitantes, pero especialmente en su papel de control de legalidad de la actividad administrativa del sector público, hace un especial llamado a las autoridades públicas a generar espacios de diálogo en conjunto con los manifestantes.

En ese sentido, se recuerda que el ejercicio de los derechos de manifestación y de reunión debe darse dentro del marco de la legalidad.

La Defensoría recuerda que el derecho a manifestarse encuentra una limitación en los derechos fundamentales y humanos de las otras personas y tomando en consideración la situación actual del país, los cierres de carreteras, puertos y servicios repercuten doblemente en una, ya de por sí, economía asfixiada por la falta de empleo y altos niveles de pobreza.

Además, se solicita a las autoridades políticas y administrativas a resguardar la seguridad, bienestar y el interés público.

En el tema de bloqueos, se recuerda que en anteriores oportunidades la Sala Constitucional ha señalado que el bloqueo, independientemente de la existencia o no de rutas alternas, supone una afectación grave y lesiona fuertemente los intereses y derechos de terceros en todo ámbito: salud, comercio, trabajo, recreación y ambiente sano, entre otros.

La defensora de los Habitantes, Catalina Crespo Sancho, reitera a ambas partes su obligación de generar espacios de diálogo, paz y respeto, por lo que les solicita insistentemente crear condiciones para alcanzar acuerdos mediante el establecimiento de mesas de diálogo, en el marco de la transparencia.

Para finalizar, es fundamental que las personas y grupos que se manifiestan se abstengan de recurrir a la violencia. La violencia de ninguna manera es el medio para reivindicar derechos, dijo.