PERIÓDICO Y PROGRAMA RADIAL LA VOZ DEL PUEBLO RADIO GIGANTE 800 AM  / GRUPO ACTUAL

DE TRAYECTORIA LIMPIA, COMO LA MEJOR OPCIÓN ROLANDO ARAYA MONGE ES LA MEJOR CARTA DEL PLN, AUNQUE NO LA MAS POPULAR Y ES PRECANDIDATO.

      [apvc_embed type=»customized» border_size=»2″ border_radius=»5″ background_color=»» font_size=»14″ font_style=»» font_color=»» counter_label=»Visits:» today_cnt_label=»Today:» global_cnt_label=»Total:» border_color=»» border_style=»solid» padding=»5″ width=»200″ global=»false» today=»false» current=»true» icon_position=»» widget_template=»Ninguno» ]  

El ingeniero y precandidato presidencial del Partido Liberación Nacional (PLN), Rolando Araya, se refirió a su posición ante la pregunta de cuál es el problema más grande que tiene el país.

Araya señaló que «sin duda hay problemas urgentes como el déficit fiscal, el desempleo es un problema sumamente grave; pero ninguno de esos problemas se puede arreglar si no se plantea el problema moral del país».

El político afirmó que «en la política costarricense predomina la codicia sobre los principios, esa es la madre de la corrupción y es lo que este pueblo está viendo en el Estado costarricense».

«Muchas áreas del Estado costarricense están podridas y eso requiere algunas condiciones para poderlo cometer, ningún otro problema se puede arreglar si no se encara el problema moral», agregó.

Araya aseguró que «el pueblo no cree en los dirigentes, el pueblo no cree en la política, el pueblo tiene asco por la política y es por lo que está viendo de corrupción de la administración pública y, aunque este no sea el problema más agudo, ni el más urgente; está presente en todo lado porque no hay credibilidad y si no hay credibilidad no es posible tomar decisiones y que tengan la confianza del pueblo».

«Y si no está y si no es así pues las cosas no van a salir, no se van a poder hacer», añadió.

El precandidato recalcó que «estamos al borde de un abismo, de un momento de profunda anarquía; nadie puede gobernar y el pueblo no se deja gobernar y eso es porque el pueblo considera que los gobernantes y los partidos han caído en niveles de corrupción ya inaceptables».

Araya concluyó manifestado que «ese es el primer problema que hay que encarar» y que esto es lo que él cree «que es más importante de todo».