PERIÓDICO Y PROGRAMA RADIAL LA VOZ DEL PUEBLO RADIO GIGANTE 800 AM  / GRUPO ACTUAL

Biden rinde homenaje a su hijo fallecido, Beau Biden, antes de dirigirse a Washington

[apvc_embed type=»customized» border_size=»2″ border_radius=»5″ background_color=»» font_size=»14″ font_style=»» font_color=»» counter_label=»Visits:» today_cnt_label=»Today:» global_cnt_label=»Total:» border_color=»» border_style=»solid» padding=»5″ width=»200″ global=»false» today=»false» current=»true» icon_position=»» widget_template=»Ninguno» ]

El llanto de Biden: se quebró antes de viajar a Washington para asumir el poder

Antes de partir hacia Washington, donde mañana asumirá la presidencia de Estados UnidosJoe Biden se despidió de su estado natal de Delaware y lloró al dar un emotivo discurso en el que dijo que su difunto hijo Beau debería haber sido quien preste juramento como presidente.

El presidente electo pronunció las sentidas palabras en el Centro de Reserva de la Guardia Nacional Mayor Joseph R. «Beau» Biden III en Delaware, un día antes de su juramento.

Dirigiéndose a la multitud, Biden agradeció a sus seguidores por haberlo elegido presidente. «Es un poco emotivo para mí», dijo. «Estuvieron conmigo toda mi carrera, tanto en los buenos como en los malos momentos».

Cuando rompió a llorar por segunda vez, Biden dijo: «Disculpen la emoción, pero cuando yo muera, Delaware quedará escrito en mi corazón y en los corazones de todos los Biden».

El presidente entrante dedicó gran parte de su discurso a su hijo fallecido, Beau, quien había sido el fiscal general de Delaware y durante mucho tiempo se pensó que tenía ambiciones políticas más altas, pero murió de cáncer cerebral en 2015.

«Solo lamento una cosa», dijo Biden a sus seguidores. «Que él (Beau) debería estar aquí. Porque debería ser él quien tome posesión como presidente».

«Es profundamente personal que nuestro viaje a Washington comience aquí», añadió hablando desde un podio con el nombre de su hijo inscrito.

Biden volará desde el aeropuerto de New Castle a la base conjunta Andrews. Originalmente, había esperado tomar el tren Amtrak, cómo se trasladó entre Washington y Wilmington durante años como senador de Estados Unidos, pero el mayor riesgo de seguridad que rodeó la inauguración tras el ataque al Capitolio el 6 de enero acabó con esos planes.