Anomalías en concursos y nombramientos del AyA

Según denuncia sindicato, presidenta ejecutiva Yamileth Astorga Espeleta está al tanto

Tres memorandos de la Auditoría Interna del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) indican que la institución presenta graves problemas con irregularidades e inconsistencias en nombramientos y traslado de personal entre subgerencias, denuncia el sindicato ANEP-AyA mediante su representante Edwin Marín.

El memorando AU-2020-00282, con fecha 17 de junio de 2020, dirigido al gerente general del AyA, Manuel Salas Pereira, señala que se hizo un proceso de auditoría para conocer la veracidad de presuntos hechos irregulares.

“De acuerdo con el plan de trabajo de 2020, se atendió lo solicitado a esta Auditoría Interna, sobre presuntas irregularidades e inconsistencias en nombramientos y movimientos de personal en la Subgerencia de Sistemas Delegados”, detalla el documento en su primera página.

Además, la Auditoría realizó otros análisis el 21 de abril y 11 junio, donde también se mencionan irregularidades en los procesos de concurso interno y externo de plazas.

Marín sostiene que la junta directiva tiene conocimiento de los informes, ya que consta en el acta de la sesión extraordinaria 2020-44, del 15 de julio del año en curso.

En la reunión participó la presidenta ejecutiva del AyA, Yamileth Astorga, junto a los demás miembros de la junta directiva, además, Manuel Salas, gerente general; Anette Henchoz, subgerente general; Rodolfo Lizano Rojas, director jurídico, y Alfonso Segura Hidalgo, auditor interno.

“En el acuerdo de junta, la presidenta dice que si son irregularidades, que se tienen que corregir, ¿cómo va a decir que se corrija algo que es reiterativo e irregular?, eso debe acarrear las consecuencias del caso”, criticó Marín.

NOMBRAMIENTOS

La auditoría de abril indica una irregularidad en el proceso de contratación de la plaza para un Ejecutivo Especialista – Gestión de Apoyo –Capital Humano.

La funcionaria Rosa Irene Gutiérrez se postuló para este puesto, pero no cumplía con uno de los requisitos. A ella le notificaron que la habían excluido del concurso, 40 días después de tomada la decisión.

Gutiérrez interpuso un recurso de revocatoria, el cual fue rechazado.

“La evidencia de estas inconsistencias se muestra por cuanto no es correcto que al presentar la revocatoria se corrigió el error y la funcionaria fue incluida nuevamente en el proceso del concurso interno, aún y cuando ya  se  encontraban con las entrevistas del concurso externo, lo que significa que estaban llevando paralelamente, en la Dirección Gestión de Capital Humano, los dos concursos del mismo puesto N.º 1232, el interno y el externo, lo cual es irregular según la normativa vigente”, se argumenta en el escrito.

En el segundo proceso de auditoría se señalan 18 casos de inconsistencias e irregularidades en nombramientos y movimientos de personal. En el análisis se confirmaron 16 anomalías.

La primera de ellas se presenta en el nombramiento de Ejecutivo Especialista – Dirección Capital Humano, instancia dirigida por Yolanda Salas.

“Según la información analizada del expediente se pudo corroborar que no cumple con estos dos requisitos, por cuanto, no se localizó documentación que demuestre que a partir del16/06/2012, fecha en que adquirió su título de Licenciatura en Administración, realizara funciones correspondientes al puesto. Para este caso particular se determinó que el nombramiento se llevó a cabo sin cumplir a cabalidad con los requisitos del puesto”, menciona el memorando.

Otra de las inconsistencias se detectó al nombrar una plaza en el departamento de Proveeduría, donde se prorrogó seis veces la designación y se saltaron el proceso.

“Se puede evidenciar existieron incumplimientos de la normativa en cuanto a los movimientos de dicha plaza, nótese que desde el 2018 al 2019 se habían realizado 6 prórrogas a la misma funcionaria en distintas plazas, inclusive ascensos que no procedían, ya que debieron sacarlo a concurso, paralo cual los funcionarios de la Dirección de Capital Humano, responsables de los estudios técnicos y su aprobación, debieron actuar en apego a la normativa aplicable”, dice el informe.

TRÁFICO DE INFLUENCIAS

La auditoría evidenció un posible tráfico de influencias en la designación del puesto Gestor Experto Sistemas de Agua Laboratorio.

La Dirección de Gestión Capital Humano y el Laboratorio Nacional de Aguas emitieron un documento para asignar con propiedad a un funcionario, sin embargo, los papeles tenían la misma firma, el mismo contenido escrito y hasta el mismo sello, con la diferencia de que uno de los papeles tenía una anotación en lápiz, haciendo referencia a uno de ellos.

“Tal y como se puede observar, existen inconsistencias en estos dos documentos, donde se puede evidenciar presuntos hechos irregulares en los cuales pudo existir un tráfico de influencias”, explica la auditoría.

El informe donde se analizan los 18 casos de irregularidades sostiene que se debe valorar abrir procedimientos administrativos para conocer si se deben sentar responsabilidades en la Dirección de Gestión de Capital Humano, ya que ellos deben garantizar que se cumplan las normas de nombramientos.

MANUAL DE CARGOS

El 17 de junio, la auditoría vuelve a realizar un análisis por asignación de funciones que no corresponden a los puestos a los que fueron contratados algunos colaboradores, según el Manual de Cargos y Puestos de la institución.

Tal es el caso del nombramiento de María José Álvarez Valverde, que fue designada como Experta en Sistemas de Agua, una plaza de tipo técnica en los acueductos rurales Asadas.

A la contratada se le encomendaron otras tareas que van más allá de fungir como un enlace entre las Asadas y el AyA.

“Se determina que existe una clara discrepancia en lo establecido en el Manual Institucional de Cargos y lo indicado en el ‘Estudio Técnico’”, revela la auditoría.

A la plaza de Vargas le hicieron varias prórrogas para su nombramiento, es decir, se buscó “guardarle” la plaza a ella. Este acto iría en contra del acuerdo de Convención Colectiva, y la plaza debió abrirse a concurso.

La auditoría también señala la falta de nombramiento para el puesto de Director Experto en Sistemas de Agua de Acueductos Rurales.

La plaza está disponible desde el 1 de diciembre de 2018, cuando la dirección estaba a cargo de la Ingeniera Elizabeth Fallas Monge, quien se jubiló.

Pasaron dos años y la directora de Capital Humano, Yolanda Salas, justificó ante la investigación que no se había designado a nadie, ya que no se tenía un acuerdo para ocupar la vacante.

“Esta Auditoría reitera que la práctica de ‘guardar’ plazas vacantes es irregular, por lo que tanto la Dirección de Gestión de Capital Humano como la Gerencia General deben velar y tomar las acciones pertinentes   para que se cumplan oportunamente, en los plazos establecidos, los procedimientos referentes a las plazas vacantes, el no ocuparlas evidencia que las mismas no son necesarias y por lo tanto deberían eliminarse o reubicarse donde se requieran, previa justificación”, dice el escrito.

SINDICATO CRITICA

El sindicato menciona que los hallazgos de la auditoría son una muestra más de los cuestionamientos por mala administración que tiene el AyA.

“Nosotros creemos que la institución se maneja como una pulpería, el pronunciamiento de Yamileth Astorga nos preocupa, porque pueden prescribir los casos. Nos parece increíble cómo se protege a la red de cuido de la señora Astorga”, comentó Marín.

La presidenta ejecutiva, por su parte, mencionó durante la reunión que “como bien lo decía, con todo el respeto a las compañeras de la Auditoría Interna y al señor Segura, considero que ellos identificaron algo, aquí hay  algo  que  por lo menos yo pienso (y esa es mi forma de actuar y estoy segura de que la señora Henchoz y el señor Salas piensan igual) que si hay algo que se está haciendo de  manera irregular, se debe de corregir; si se han repetido cosas irregulares, estoy de acuerdo con que esto tiene que llevar a un procedimiento”, dice el acta de la reunión de la junta directiva.

“Yamileth Astorga solapa todas las irregularidades que se presentan dentro de la institución y delante de la junta directiva, ellos lo dejan por ahí dejan que prescriban y en este caso hay un presunto delito de tráfico de influencias. Los claros incumplimientos de la Dirección de Capital Humano debilitan el control interno de la institución”, argumenta Marín.

Los sindicalistas, por su parte, insisten en que el presidente de la República, Carlos Alvarado, debe ordenar una intervención en el área administrativa del AyA y solicitar la renuncia de Yamileth Astorga, ya que consideran que su gestión es desordenada.

CONTRALORÍA

En enero de este año, la Contraloría General de la República emitió un informe de fiscalización, donde señalaba al AyA por sus procesos de reclutamiento y selección del personal.

“Las incongruencias en la comprobación de idoneidad para nombramientos en propiedad, y la ausencia de verificación de competencias en nombramientos interinos y para unidades ejecutoras, impide concluir si el proceso de reclutamiento y selección de personal del AyA entrega resultados certeros respecto de los fines perseguidos por la institución en este campo”, dice el análisis del ente contralor.

En esa ocasión, la Contraloría también resaltó que Acueductos presenta inconsistencias en la imparcialidad y transparencia de los procesos de reclutamiento y selección del personal.

“En tanto se ha ponderado con mayor relevancia la entrevista final que no cuenta con una estructuración ni propósito claro, en detrimento de la entrevista por competencias, cuyo aporte a la selección de recurso humano idóneo es de aceptación general”, concluyó la Contraloría.

“Es preocupante cómo se siguen presentando irregularidades en la administración Astorga, una evidencia más de que su gestión tuvo que finalizar hace tiempo. Estos hechos son lamentables, ya que se debilita mucho el control interno de la institución”.

Edwin Marín / Seccional ANEP–AyA